Consejos para elegir pasta de dientes

22 octubre, 2014

Como ya hablábamos en otros post, el cepillo de dientes y la técnica con la que nos los lavamos es muy importante para una correcta salud dental. Pero tampoco debemos olvidarnos de la pasta de dientes, en su elección existen diversos factores que debemos de tener en cuenta.

Hasta hace pocos años, se consideraba la pasta de dientes como un producto únicamente destinado a la limpieza de las piezas dentales. En la actualidad es posible encontrar en el mercado diferentes variedades de dentífricos, con fórmulas específicas para ayudar al tratamiento de algunos problemas de salud oral e, incluso, mejorar la apariencia y estética de la dentadura. Conocer sus características permite a los pacientes cuidar sus dientes de manera integral, desde el mismo momento en que realizan su higiene.

La importancia de la pasta de dientes

Tomar todas las precauciones posibles para prevenir el desarrollo de una enfermedad dental o periodontal es el mejor tratamiento posible para cualquiera de estos problemas de salud oral. Hacerse las revisiones oportunas, seguir los consejos del dentista y, sobre todo, recurrir a todas las opciones al alcance para cuidar los dientes y la cavidad bucal en general es indispensable para tener una boca sana. En este sentido, las pastas de dientes que se comercializan en la actualidad son las grandes aliadas de niños y mayores a la hora de conseguir mantener sus dientes sanos.

Consejos para elegir la pasta dental adecuada:

Existen diferentes pastas dentífricas orientadas a resolver un problema bucal específico, como pueden ser:

  • La pasta anticaries tiene un alto nivel de flúor en su fórmula. Este mineral ayuda, además, a reducir la placa bacteriana y a mejorar la remineralización del esmalte de los dientes. Por lo tanto, son también beneficiosas para las personas que padecen de sensibilidad dental.
  • Por su parte, las pastas con acción antiplaca se centran especialmente en evitar la formación de placa en el esmalte dental. Gracias a ello, se protege a los dientes y encías de caries y enfermedades periodontales. Muchas de ellas contienen clorhexidina, un elemento de alta eficacia.
  • Por otra parte, también pueden ser una buena opción las pastas antisarro, con una alta concentración de sales de zinc. Gracias a esto, colaboran en la prevención de la producción de sarro en el esmalte dental.
  • Igualmente, el odontólogo puede recomendar el uso de pasta de dientes para el tratamiento de enfermedades periodontales, como la gingivitis o la periodontitis. Entre sus componentes, la hexitidina, la clorhexidina o el triclosán.
  • También hay que tener en cuenta los dentífricos para la hipersensibilidad dental, que son capaces de tapar los poros de la dentina, que acaban provocando la reacción de los nervios del diente ante el más mínimo estimulo.
  • Finalmente, las pastas de dientes blanqueantes son una de las variedades más populares que existen. Es importante aclarar que, en contra de lo que cree mucha gente no blanquean por sí solas. Su uso, principalmente, sirve para reforzar los tratamientos de blanqueamiento dental y hacer el mantenimiento de los realizados previamente. Eso sí, merece la pena destacar que permiten eliminar más fácilmente las manchas producidas en el día a día.

Cabe decir, que la inmensa mayoría de las pastas dentales que podemos encontrar en el mercado son fluoradas (para adultos lo ideal es que su contenido en flúor sea de 1.200-1.500 mg/kg).

¿Cómo decidir qué pasta dentífrico es más adecuado para cada persona?

Siempre es recomendable preguntar a tu dentista habitual qué tipo de pasta es la adecuada para nuestro caso concreto. Si no tienes ningún problema bucal, elige aquella pasta de dientes que más te guste.

En el caso de los niños, la pasta de dientes más apropiada es aquella que contiene una cantidad de flúor situada entre los 500 ppm, para prevenir las posibles caries que pudieran aparecer. La cantidad no es tan elevada como en el caso de los adultos para evitar lo que se conoce como fluorosis. También es ideal que tenga un sabor agradable para que el niño/a no la rechace y por supuesto la cantidad debe ser proporcionada, similar a la del tamaño de un guisante.

La pasta de dientes es un elemento muy importante para el cuidado de nuestros dientes pero también se puede aprovechar para otros muchos usos como los que se indican en este otro post.

¿Tienes alguna duda con tu pasta de dientes? Consulta a nuestros expertos en higiene bucal.

Escrito por Celia -